Stats

jueves, 31 de mayo de 2012

Cuenta conmigo

Todos tenemos poetas de cabecera.  Dependiendo del momento vital en el que nos encontramos, acuden a nosotros unos u otros.  A veces, nos traen momentos de la infancia a nuestra memoria y, por un instante, volvemos a ser felices de esa manera inocente y despreocupada como sólo los niños saben.  En otras ocasiones, nos hablan de amores perdidos, de situaciones desdichadas, y nos sentimos acompañados por sus versos.  Acudimos a ellos y siempre salen a nuestro encuentro.  Incluso hay poemas que sabemos de memoria y nunca pierden su esencia. 
Hoy, Benedetti, sin signos de puntuación,  nos agasaja de nuevo con un poema sobre y para aquellas personas que forman parte de nuestras vidas resistiendo el paso del tiempo y las visicitudes diarias.  Y es que el tiempo no existe.  No porque lo dijera el científico, sino porque cuando las personas y los sentimientos no cambian, no hay tiempo que valga.

Hagamos un trato

Compañera
usted sabe
que puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense que deliro
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo

si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense que es flojera
igual puede contar
conmigo

pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted
es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

martes, 29 de mayo de 2012

Palabras que dejan huella, nº 1

" Se puede matar al soñador, pero no al sueño."
R.D. Albernathy.


"You can kill the dreamer, but you can´t kill the dream."
R.D. Albernathy.

lunes, 28 de mayo de 2012

El que canta, su mal espanta.

Fotografía tomada por la autora del blog
"Empiece por romper los espejos de su casa, deje caer los brazos, mire vagamente la pared, olvídese.  Cante una sola nota, escuche por dentro.  Si oye (pero esto ocurrirá mucho después) algo como un paisaje sumido en el miedo, con hogueras entre las piedras, con siluetas semidesnudas en cuclillas, creo que estará encaminado, y lo mismo si oye un río por donde bajan barcas pintadas de amarillo y negro, si oye un sabor de pan, un tacto de dedos, una sombra de caballo.  Después compre solfeos y un frac, y por favor no cante por la nariz y deje en paz a Schumann."
Julio Cortázar, Instrucciones para cantar.





jueves, 24 de mayo de 2012

¿Qué es para ti la felicidad?

Fotografía tomada por la autora del blog
Para Laura, una niña de 1º ESO, "la felicidad es la sensación de sentirse vivo, la sensación que te alegra, que pone una bonita sonrisa en tu cara".  Para
Marco, compañero suyo de clase, "la felicidad consiste en sentirse bien consigo mismo e intentar hacer feliz a la gente que te rodea".

Alegría, gente, sensación... son palabras que surgen al nombrar la felicidad.  Te propongo algo: deja por unos segundos lo que estés haciendo. Sea lo que sea.  No importa cuán importante te parezca a ti.  Créeme que no lo es tanto.  Ahora, mírate las manos, tócate la cara.  Eres tú.  Estás contigo.  Sonríe.  Acabas de descubrir en qué consiste la verdadera felicidad.


martes, 22 de mayo de 2012

Have a little patience. Ten paciencia.

In a world full of technology, immediacy and lack of individuality, patience is a scarce commodity.  No time to ponder. No time to stop and smell the roses.  All that counts is here and now.  Still, white whales await for those who are patient enough to pursue them.  Have you ever heard of any? If you have, the big blue awaits you....

"Call me Ishmael.  Some years ago- never mind how long precisely- having little or no money in my purse, and nothing particular to interest me on shore, I thought I would sail about a little and see the watery part of the world. "
Herman Melville, Moby Dick 


En un mundo lleno de tecnología, inmediatez y falta de individualismo, la paciencia es un bien escaso.  No hay tiempo para reflexionar. No hay tiempo para detenerse y disfrutar la vida.  Todo lo que cuenta es el aquí y el ahora.  Sin embargo, las ballenas blancas esperan a aquellos que son lo suficientemente pacientes para ir en su búsqueda. ¿Has oído hablar de alguna? Si es así, te espera todo un océano...

"Llámame Ismael.  Hace algunos años- no importa cuántos exactamente- con poco o ningún dinero en mi cartera, y nada de particular que me interesara en tierra, pensé en hacerme a la mar y ver la parte acuática del mundo".
Herman Melville, Moby Dick

domingo, 20 de mayo de 2012

Mañana de domingo

Fotografía  tomada por la autora del blog.

Paseas por tu rincón secreto. Palacete y jardines del siglo pasado.  Laberinto de mimosas, jacarandas, naranjos, limoneros y árboles centenarios. Una estatua sucumbe al paso del tiempo y a la acción del agua. Y tú sólo piensas en su soledad.

Contigo, Manuel Altolaguirre

No estás tan sola sin mí.
Mi soledad te acompaña.
Yo desterrado, tú ausente.
¿Quién de los dos tiene patria?

Nos une el cielo y el mar.
El pensamiento y las lágrimas.
Islas y nubes de olvido
a ti y a mí nos separan.

¿Mi luz aleja tu noche?
¿Tu noche apaga mis ansias?
¿Tu voz penetra en mi muerte?
¿Mi muerte se fue y te alcanza?

En mis labios los recuerdos.
En tus ojos la esperanza.
No estoy tan solo sin ti.
Tu soledad me acompaña.

jueves, 17 de mayo de 2012

Se fue

Nos queda su obra, es cierto, pero ya no está. Ni siquiera ha escrito él mismo su propio desenlace.  Se ha ido sin más. ¡No más!, como él diría.  Ya sólo queda Gabriel.  Y que dure,  porque despedirte de alguien con la certeza de que ya nunca más tendrás sus palabras te hace darte cuenta de lo importantes que son cada coma, cada punto, cada sustantivo y cada verbo.  Los silencios compartidos pierden el adjetivo y se convierten en  silencios como el de ayer, cuando se fue Carlos Fuentes.  Lo más curioso de todo es que él fue un gran escritor de finales:

"Manuel sólo murmuró:
-Sigo pensando en ti."

Carlos Fuentes, Los novios

miércoles, 16 de mayo de 2012

Don´t judge a book by its cover

... porque las apariencias engañan.  Porque no podemos alejarnos de un libro sólo por sus numerosas páginas.  Porque los clásicos han llegado a serlo tras un éxito atemporal.  Porque hay que desterrar el miedo a leer a los autores consagrados, a esos de toda la vida, a los autores que todo el mundo conoce, pero que nadie se atreve a leer.  Porque sus libros enganchan desde el principio, con comienzos como éste:

"It was the best of times, it was the worst of times, it was the age of wisdom, it was the age of foolishness, it was the epoch of belief, it was the epoch of incredulity, it was the season of Light, it was the season of Darkness, it was the spring of hope, it was the winter of despair."
 Charles Dickens, A Tale of Two Cities.

" Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también la de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación."
Charles Dickens, Historia de dos ciudades.




lunes, 14 de mayo de 2012

Nostalgia

Cuando la melancolía se apodera de nuestros recuerdos, las palabras salen sin más. Hoy nos visita un antiguo alumno para compartir su fluir de conciencia sobre el amor:

La gente me habla, opina, piensa... piensa y me dice qué cree que es lo mejor para mí... pienso que buscan su propio bien... les digo:  si tienes un amor, cuídalo, alimenta tu corazón día a día, con una mirada, una sonrisa, un beso... porque quien tiene un amor, tiene un tesoro... el más grande de todo el universo, resguardado en su corazón...  por eso, en los nuevos tiempos que vienen, lucharé por recuperar lo perdido, por algo que sé que siempre estará... es difícil mantener esa mentalidad, pues hay "noches estrelladas y días que se estrellan contra el suelo", noches eternas y días interminables... "Quizás no es el momento", dijo ella, y quizás nunca lo sea pero ninguna causa está perdida mientras quede un loco dispuesto a luchar... quiero ser ese loco... con tiempo... ahora soy yo quien lo necesita... poco a poco... disfrutando de los bellos momentos que me brinda la vida, porque no voy a vivir para siempre... todos merecemos ser felices... posiblemente fracase en el intento pero diré orgulloso que lo di todo por quien amaba... y mientras, la gente me habla.

Anónimo.

viernes, 11 de mayo de 2012

Si te llaman raro, da las gracias...

... porque diferente es sinónimo de incomparable.  Como tú no hay dos.

Cuanto puedas, Constantin Cavafis.

Y si no consigues hacer de tu vida lo que quieres,
intenta por lo menos esto
cuanto puedas:  no la envilezcas
con el contacto excesivo de la gente,
con demasiados trajines y discursos.

No la envilezcas llevándola,
arrastrándola y exponiéndola
a la estupidez cotidiana
de las relaciones y las compañías,
para convertirla en una extraña.

jueves, 10 de mayo de 2012

Enseñanza

 Dos monjes, un anciano y un joven, regresaban al templo caminando junto a un río. De pronto, observaron en la orilla a una mujer llorando desconsoladamente.
"¿Qué te sucede?" -le preguntaron.
La mujer respondió: "Mi madre, que vive al otro lado del río, está muriendo y no podré estar con ella porque me resulta imposible cruzarlo sola".
El monje joven se lamentó: "Nuestros votos nos prohíben tener contacto con personas de otro sexo. No podemos ayudarte.  Lo siento".
"Yo también lo siento.  Sigan tranquilos su camino"- dijo la mujer rompiendo a llorar amargamente.
El anciano permaneció callado unos instantes. Al cabo de un rato le dijo:  "Ven mujer, súbete a mis espaldas y te cruzaré a la otra orilla".
Así lo hicieron y mientras la mujer les agradeció emocionada una vez estuvieron en la otra orilla, los monjes reanudaron su camino en silencio.
Después de un largo caminar, el monje joven preguntó:
"Dime, maestro, ¿por qué has roto tus votos y has llevado a esa mujer hasta la orilla opuesta?"
El anciano le respondió: "Yo ya la dejé, pero tú la sigues llevando."
 Cuento tibetano.


miércoles, 9 de mayo de 2012

Continuidad

Seguir la trayectoria de aquellos que finalizan sus estudios es, en muchas ocasiones, reconfortante.  Te das cuenta de que las palabras dejan huella y que nada cae en saco roto.  Esta mañana, pasean por aquí dos antiguos alumnos literatos y nos regalan una imagen y un poema.

El poder de la palabra



El aliento del escritor frente a la máquina.  Nos regala esta imagen RuCow Fotografía o, lo que es lo mismo, Fuen Sánchez y Rakel Navarrete. 

Mandó me la Luna

Mandó me la Luna despertar
pidió me que escribiera
de quien no dejaba de pensar.

Dijó me que la pluma apoyara en aquel papel
del que mis versos me vieron alardear.
Mandó me la Luna decirle
que lo era todo para mí.

Mandó el Sol a la Luna que me dejara vivir...
Y por ello escribo bajo la noche,
para que Luna me mande escribirte
a cambio de que tus sueños me cuente.

Que por tinta que derroche
y Sol que frunza su ceño,
sé que Luna llegará a decirte que escribo por ti.

Mandó me Luna despertar
y obligó me a en ti pensar...
                             Yo no me pude quejar.
Sergio Alberola 



martes, 8 de mayo de 2012

El placer de leer

Para engancharse a la lectura, tan sólo hace falta encontrar ese libro que nos abra la puerta.  O mejor aún, aguardar a que el libro salga a nuestro encuentro y dejarnos llevar de la mano de Ende, Salinas, Borges, Shakespeare, Altolaguirre, García Márquez, e.e.cummings... o, ¿por qué no?, de la nuestra propia.  El placer de escribir es comparable al de leer. Cuestión de palabras y silencios compartidos.

domingo, 6 de mayo de 2012

No te rindas

Estamos a final de curso. Se acercan los exámenes, los agobios, los momentos bajos...  nada que un poema atribuido a Mario Benedetti no pueda suavizar.

"No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento.
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo.
Porque lo has querido y porque te quiero.
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron.
Vivir la vida y aceptar el reto.
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos.
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero."


 
 

sábado, 5 de mayo de 2012

Freedom

Comienza este blog con una frase cervantina relacionada con nuestro lema:

" La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos.  Con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre.  Por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida."
(Don Quijote, II, 58)